La Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias alerta de las ciberestafas en el sector inmobiliario ante la debilidad del mercado del alquiler

FAI asegura que el desequilibrio oferta-demanda, los elevados precios y la vulnerabilidad de los inquilinos son los principales ganchos de los timadores

El colectivo considera imprescindible que los profesionales afectados denuncien los casos y que los potenciales inquilinos pidan siempre la documentación de identidad al supuesto propietario o arrendador y la acreditación al agente inmobiliario.

Madrid, 18 de febrero de 2020.-La Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias (FAI) alerta sobre las ciberestafas en el sector inmobiliario ante la debilidad del mercado del alquiler de viviendas, tal y como han denunciado y puesto en conocimiento de la federación algunos agentes inmobiliarios que han sido víctimas de éstas.

El caso más reciente, sobre el que ha tenido conocimiento el colectivo, ha sido en la Comunidad de Madrid, en el que el timador copió de un portal web un anuncio de una vivienda de Alcorcón, generando el suyo propio y ofreciendo como garantía un resguardo con el logo falseado de una empresa inmobiliaria situada en esta misma localidad; aunque no es el único aseguran.

El modus operandi que siguen los estafadores en todos los casos sobre los que se ha puesto en aviso a FAI es el mismo o similar. Los estafadores entran en portales y páginas web, copian imágenes de anuncios de propiedades en alquiler y utilizan el logo e, incluso, en algunos casos el correo electrónico y nombre de agencias inmobiliarias, para publicitarlos posteriormente a un precio inferior.

De esta manera, generan credibilidad en los arrendatarios y piden cantidades por adelantado con la excusa de la reserva o por tener derecho prioritario en la visita de la misma. Sin embargo, en realidad, están pagando a una persona que no es dueña de la casa ni al agente inmobiliario contratado para ello.

Desde FAI, insisten en que este tipo de prácticas fraudulentas se han intensificado en un momento en el que el mercado del alquiler está muy tensionado, con altos precios y escasa oferta, lo que lleva a la desesperación de los potenciales inquilinos y los hace más vulnerables para acabar siendo víctimas del engaño. De hecho, recuerdan que la Policía ya alertó en su día de un ‘boom’ de las estafas vinculadas al alquiler, en un momento de pleno repunte de los precios.

Las agencias deben seguir todos los protocolos de seguridad y los potenciales inquilinos utilizar el sentido común ante ofertas con precios inusualmente bajos

Ante esta situación, desde la Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias insisten en que es necesario que las mismas empresas sigan todos los protocolos de seguridad para auto protegerse de los ciberdelincuentes y en la necesidad de denunciar la suplantación de identidad para evitar cualquier tipo de responsabilidad.

Al mismo tiempo, remarcan la importancia de que los inquilinos, la principal parte perjudicada, utilicen el sentido común, y se aseguren al máximo de todos los detalles, ya que en la mayoría de los casos se ofrecen viviendas con todo tipo de prestaciones y a precios inusualmente bajos.

En este sentido, recomiendan desconfiar de los pagos que puedan pedirles por adelantado, desplazarse físicamente al inmueble en cuestión para comprobar que existe y se alquila y, siempre, pedir y comprobar la documentación de identidad del propietario o arrendador o del agente inmobiliario acreditado para ello.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email