El futuro siempre acaba llegando

En el ecuador de este confinamiento, durante el Congreso que la Asociación Galega de Inmobiliarias tuvo el orgullo de organizar, comentaba que el reto más importante en la actualidad iba a ser prever el futuro. Pero añadía, además, que únicamente intentar preverlo no iba a ser suficiente, había que tomar también decisiones con la mirada puesta en lo que nos encontraríamos al final del túnel. Y por último y más importante, había que acertar.

Porque el futuro, lo quieras o no, siempre acaba llegando y lo preveas o no, siempre va a acabar despuntando cosido a la suela de tus zapatos.

Hoy ese futuro ya está aquí. Lo que durante casi dos meses hemos estado esperando, finalmente ha llegado. Y ahora es nuestro turno. Ha llegado nuestra hora. Todo lo que hemos estado preparando las últimas semanas, todos los seminarios online que hemos realizado, todo lo que hemos visualizado… todo eso, ha llegado la hora de ponerlo en marcha.

Nos ha llegado la hora a todos pero, si me permiten, le ha llegado la hora a las empresas, a los autónomos, a los directivos, a todos los trabajadores que durante este tiempo no tenían otra cosa en la cabeza que no fuera el futuro que nos encontraríamos al volver a abrir de nuevo la puerta de nuestro negocio.

Hoy lunes, más de 4.000 inmobiliarias y agentes reanudan su actividad en Galicia. Y vuelven con  la certeza de que nada encontraremos en la misma posición en la que lo dejamos. El reto ahora es reinventar todo lo que creíamos conocer a  la  perfección.  Todo  lo  que  considerábamos inamovible y de lo que ya no queda ni rastro en esta nueva realidad.

Realizaremos visitas virtuales a los inmuebles retrasando al máximo la presencia física, los reportajes fotográficos incluirán, obligatoriamente, fotos 360º para que los clientes no pierdan detalle, las presentaciones de servicios y reuniones se harán mayoritariamente por videoconferencia, los documentos se firmarán digitalmente..

La inversión en materiales de prevención sanitarios no tiene precedentes, se han creado protocolos seguros para seguir estrictamente en las visitas a inmuebles pero también en la atención física en  las oficinas.

Esta senda, que ahora transitamos, nunca antes había sido recorrida por nadie. No existe rastro de huellas que seguir. Podemos esperar y dejar que otros las marquen o podemos ser nosotros los que lideremos nuestro futuro, podemos ser los protagonistas de la historia de nuestra vida y también de nuestra profesión

Arriesguemos, inventemos, propongamos, creemos… Lo que ayer era norma hoy no sirve ni siquiera de referencia.

Por primera vez en la historia, las agencias inmobiliarias gallegas abordan unidas una crisis. La Asociación Galega de Inmobiliarias ha sido capaz durante toda esta cuarentena de aunar la voz y   la visión de un sector hasta ahora desamparado de representación. Se han compartido criterios, consensuado posiciones, colegiado acciones de respuesta… Por esta razón no existe ninguna duda que abandonamos este confinamiento más unidos y fuertes que nunca.

Se abre un nuevo mundo ante nosotros. Un nuevo horizonte personal y profesional con el panorama más incierto que se ha vivido desde hace generaciones. Y será difícil, no cabe duda. El reto es enorme. Pero estoy completamente convencido que con el talento, la capacidad de trabajo y adaptación de la que siempre ha presumido nuestra tierra, lograremos convertir en certezas y éxitos todo lo que antes fueron dudas e incertidumbres.

Hoy, prácticamente, vuelve la normalidad a nuestras vidas. Es responsabilidad de todos que lo que nos encontremos ahí fuera sea algo mejor que lo que dejamos.

 

CARLOS DEBASA. PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN GALEGA DE INMOBILIARIAS.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email